lunes, 22 de mayo de 2017

Las Penurias del Novato (La gran Novatada)

         Capítulo 2 LA GRAN NOVATADA.

    Comenzaba una mañana muy divertida. Un circuito, un coche, y muchas ganas. La mañana estaba siendo muy productiva, David, ya cogía el puntillo al coche, y Anibal ya pillaba el truco a los Terratrips, cuando al parar a tomar un refresco, nos dimos cuenta de que tanta diversión tenía un precio, el precio que paga todo novato.

  Una rotura a 2 días de la primera carrera para nosotros, y la última de ese año. 

  A toda prisa recogimos el "Motorhome" el cual se basaba en unas sillas y mesa de camping, para esa misma tarde, solucionar el gran problema que teníamos. Llegamos a nuestra humilde nave compartida con otros colegas del 4x4, y al subir nuestro coche al elevador, el cual tenía más batallas que Capitán Trueno, pudimos observar lo que en el circuito sospechábamos, por suerte no era una rotura de chasis o de anclajes del amortiguador, pero este, se había reventado dejando de ser útil. Rápidamente David se encargó de llevarlo a reparar con urgencia debido a que la carrera se disputaba dos días más adelante, y como buen equipo novato, y de presupuesto reducido, no teníamos recambio de ese amortiguador. Y es curioso, puedes tener un coche entero de repuesto, que como le falte la bisagra de una puerta, es la que se romperá... 

  Mientras David se apresurada para que el amortiguador quedase arreglado, Javier, el colega mecánico que siempre saca de apuros, se puso a indagar sobre el que produjo esa rotura. Y como buen mecánico, el problema halló y lo solucionó. 

   La sobre dimensión de los amortiguadores unido al refuerzo del chasis hacia que uno tocase contra otro haciendo que la tarea del amortiguador no se desempeñarse en condiciones llevando a la rotura. 

  Tras un día en el amortiguador volvió, rápidamente nos pusimos a colocarlo para poder terminar a tiempo, preparar todo y así poder ir al día siguiente a la carrera en condiciones. Pero Murphy y su ley es de lo más curioso, y retoca aquí, retoca ahí, hay esto, pues los aceites, y un largo etcétera, nos llevó a las 4 de la mañana a la cama, por ello un gran consejo es el de tener el coche en óptima condiciones siempre. 

  Tras apenas 3 horas de descanso, nos pusimos rumbo a Guadalajara, donde se disputaba nuestra primera prueba y nuestro bautismo en el mundo de los Raids.

Autores:

Piloto: David Martínez Martínez

Copiloto: Aníbal Tartalo Mariani

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

twitter

Translate